Friday, July 11, 2014

Lazy Lester & King Bee (Madrid, 10 Julio 2014)

https://www.youtube.com/watch?v=Oq-oGydJ1mYCon un ligero retraso sobre el horario previsto, y en todo momento haciendo honor a su apodo y al estilo que le hizo leyenda hace ya muchos años, el gran LAZY LESTER nos obsequió anoche con una excelente velada de Swamp Blues, cocinada como una buena sopa gumbo: con calma, con mucha calma, pero con sabiduría y con sabor. Y con todos los ingredientes, además, porque tuvimos una primera parte más liviana centrada en los grandes éxitos Excello ("Sugar Coated Love", "Waiting For My Ya-Ya", "I Hear You Knockin'", "Rainin' In My Heart"), y un segundo pase más intenso y humeante, cuando cambió la armónica por la Stratocaster y se dedicó a evocar a sus paisanos Lonesome Sundown, Silas Hogan y compañía con esos blues a ras de suelo que son una maravilla y que hoy resulta ya casi imposible escuchar en las voces de la nuevas generaciones.

El cuarteto de los hermanos Arzuaga hizo un impecable trabajo también (sin bajista, a petición del propio Lester), calentando motores a partir ya del segundo tema de manera ostensible y demostrando que han trabajado muy en serio en estas variantes del estilo de Louisiana y precisamente sobre las grabaciones clásicas de los últimos años 50 y primeros 60, que es donde está la miga y donde se aprende. Ciertamente, el grupo hace honor a su nombre, esa célebre canción de Slim Harpo sobre el "abejorro rey que viene a zumbar a tu puerta".

Todas las chicas querían saber la edad de este señor con un cierto aire a Morgan Freeman que se movía a cámara lenta, pero lenta totalmente, y se expresaba en ese inglés pantanoso casi incomprensible. Pero lo cierto es que anoche hubo un poco de todo para todos: buenas raciones de esa armónica subacuática que sólo se toca en los Bayous de Louisiana, guitarras con fundamento, algo de swamp pop más ligerito (con ese toque vintage pero que a casi todo el mundo le suena porque está hace décadas en el inconsciente colectivo del R&B), low down blues de los que huelen, y el maestro, por cierto, en excelente forma vocal, también. 

Por aquello de hacer proselitismo, me llevé al concierto a mi hija pequeña, que siempre es divertido observar la reacción de las novísimas generaciones (oídos educados en el márketing, por desgracia, y no en la buena música). En el segundo tema, ya estaba la niña con ese conocido estribillo de "¿Falta mucho...?". Pero los niños siempre sorprenden. Bueno, el caso es que salimos al exterior a tomar el aire (y algo de líquido elemento) en el descanso y, al final del segundo pase, que nos ubicamos a pie de escenario, ya cambió de actitud completamente y... ¡no quería irse a casa!. Curiosamente, a la niña le había gustado y mucho el grupo local, los King Bee. "Oye, ¿sabes si este grupo tiene club de fans?", me preguntó por las buenas. "Hombre, hija", le dije, "que yo sepa, los grupos de blues normalmente no suelen tener club de fans con su presidenta y todo eso... pero ¡nunca se sabe!". ¿Por qué no? Tú misma, Alicia. = )

-Jay Bee Rodriguez



No comments:

Post a Comment

WALLACE COLEMAN 2017